Category: Sin categorizar

Leer en francés

El 20 de agosto, casi el 60% de la ciudadanía ecuatoriana dijo un sí rotundo en una consulta popular nacional para mantener el petróleo en el subsuelo del Bloque 43 en el Parque Nacional Yasuní. Más que un plebiscito, fue una celebración por un nuevo horizonte de vida para Ecuador y el mundo en el presente y el futuro. Esta decisión es un acto de realismo poético, es simbólica-psicomágica-, y absolutamente necesaria para sostener la vida en el planeta.

La Consulta celebrada, 10 años después de la petición original para realizar el plebiscito, logró el apoyo legalmente requerido, y muestra el triunfo de una ciudadanía con capacidad de luchar por sus derechos y bienestar frente a la oposición de los gobiernos pasados. Esta reafirmación del sí a la vida es un paso más en un proceso de justicia reparadora para toda la Amazonía herida y con sus pueblos.

A pesar del tiempo transcurrido desde que debiera haberse celebrado el referéndum, a pesar de una agresiva y bien financiada campaña del miedo contra esta iniciativa, los ecuatorianos y ecuatorianas votaron sí al cambio con la firme confianza de que otro mundo es posible. Esta es una gran lección sobre los significados de la democracia, la política y la participación que sitúan el cuidado de la vida en el centro de la lucha para superar múltiples crisis. Activistas del mundo reconocen que Ecuador es hoy un referente para forjar una ciudadanía que mira al futuro, de una manera nueva y visionaria.

Dado que el resultado de la Consulta del 20 de agosto es de "inmediata aplicación", ahora tenemos que prepararnos para abrir una fisura decisiva en el modelo colonial extractivista para hacer realidad la posibilidad de una verdadera independencia de los combustibles fósiles.

Hoy comienza una nueva etapa de lucha que nos permitirá contribuir a reivindicar y convertir en territorio sagrado una zona de sacrificio y sufrimiento e iniciar un proceso de justicia y reparación histórica.

 

Para el mundo, y en particular para América Latina, no hay vuelta atrás. Ha comenzado una transición justa para los pueblos y la naturaleza.

También queremos enfatizar que Ecuador no está solo. En muchos países de toda América Latina, los pueblos y especialmente los pueblos indígenas, a través de numerosas luchas de resistencia, están enfrentando la contaminación y los daños causados por la extracción de petróleo y avanzando en la protección de los territorios que deben ser liberados y revitalizados.

Somos una misión internacional conformada por diversas organizaciones de países de la cuenca amazónica, Brasil, Colombia, Perú, y Venezuela, también de Costa Rica y Chile, somos representantes de redes internacionales que trabajan el tema de justicia climática, agua y territorios.

Nuestra misión es ayudar a sanar, unirnos al proceso de restauración, ayudar al cumplimiento de los derechos de la naturaleza y de los pueblos, y promover el cuidado de la vida. Trabajaremos para ayudar a encontrar un camino hacia la reparación integral y la garantía de que las injusticias del pasado no se repetirán. Buscaremos constantemente aprender de este proceso para seguir promoviendo mejor la defensa de la vida y el territorio en nuestras comunidades.

Tal y como se recoge en la papeleta aprobada por la mayoría de los ciudadanos:

"De conformidad con lo establecido en el dictamen 6-22-CP/23, las medidas a implementar, en caso de un pronunciamiento afirmativo del electorado, se llevarán a cabo mediante el retiro progresivo y ordenado de todas las actividades relacionadas con la extracción petrolera en un plazo no mayor a un año a partir de la notificación de los resultados oficiales. Además, el Estado no podrá realizar ninguna acción para iniciar nuevas relaciones contractuales para continuar la explotación del Bloque 43."

Así, nos hemos reunido con nuestras contrapartes ecuatorianas para discutir los pasos a seguir, que serán compartidos oportunamente, para observar efectivamente los procesos de remoción de infraestructura, cierre de operaciones, taponamiento de pozos y restauración de las áreas afectadas. Nos sumaremos a los esfuerzos para monitorear y contribuir con estos procesos en todo lo que esté a nuestro alcance.

Los esfuerzos de los pueblos ecuatorianos están dando un ejemplo histórico a nivel mundial. Están abriendo caminos para la desfosilización, y la despetrolización, el cumplimiento de las responsabilidades comunes pero diferenciadas ante la crisis climática, también para el pago de la deuda ecológica del Norte al Sur, la batalla contra las falsas soluciones a la crisis y por una mayor sensibilidad hacia los caminos existentes y posibles. Yasuní es el territorio desde donde se iniciará una verdadera y justa transición, para sumar esfuerzos territoriales y avanzar en esta transformación impostergable.

Estamos repolitizando el pensamiento sobre el cambio climático al reenfocar los esfuerzos de transición más allá del carbono y lejos de las medidas que mercantilizan la naturaleza, con pasos concretos para cumplir compromisos reales.

La Consulta encarna un conjunto de iniciativas profundamente democráticas a escala nacional, basadas en la autodeterminación, y se inscribe en un nuevo horizonte de escenarios poscoloniales. La soberanía alimentaria y energética, la autonomía, el arte y la cultura, el buen vivir, forman parte de la transición justa que buscamos los pueblos de territorios diferentes y a menudo lejanos.

Nuestro compromiso es velar por el cumplimiento de los derechos económicos, sociales y culturales de los pueblos que han co-creado la biodiversidad de la selva, así como por el respeto a la vida de los animales, plantas, microorganismos y guardianes espirituales que la habitan.

Somos Amazonía, el agua de la Amazonía circula por nuestros cuerpos. La nuestra es una lucha permanente con los pies en la tierra y la mirada en el horizonte por la justicia ecosocial. Yasunicemos el mundo.

 

SUSCRIBIMOS:

  • Fabián Pacheco – Costa Rica, Oil Watch América Latina y Bloque Verde
  • Liliana Buitrago – Venezuela, Observatorio de ecología Política de Venezuela, Pacto Ecosocial e Intercultural del Sur y Campaña Global para Exigir la Justicia Climática
  • Tatiana Roa – Colombia, CENSAT Agua Viva y Amigos de la Tierra Colombia
  • Nathalie Rengifo – Colombia, Plataforma Latinoamericana y del Caribe por la Justicia Climática y Corporate Accountability
  • Joao Gomes – Brasil, FASE y Grupo Carta de Belém
  • Diana “Puka T’ika” Flores – Perú, Pacto Ecosocial e Intercultural del Sur y TierrActiva Perú
  • Cecilia Sueiro – Perú, TierrActiva Perú y Campaña Global para Exigir Justicia Climática
  • Francisca Fernández – Chile, Movimiento para el Agua y los Territorios y Plataforma Latinoamericana y del Caribe por la Justicia Climática

 

Esta declaración además la suscriben otras personas y organizaciones del Norte y Sur globales.

  • Alberto Acosta
  • José Proaño
  • Maristela Svampa
  • Miriam Lang
  • Teresa Pérez
  • Nnimmo Bassey
  • Vandana Shiva
  • Yoke Ling Chee
  • Larry Lohmann
  • Nick Hildyard
  • Simon Pirani
  • Alex Rafalowicz
  • Steve Kretzmann

https://www.youtube.com/watch?v=cwyjNTejMSc

Archives